martes, 17 de octubre de 2017

Empoderar para el éxito


Ser una persona con un alto nivel de conocimientos no garantiza la capacidad de manejar con éxito el mundo social en el que nos desarrollamos y sus diversos desafíos, esto considerando tanto la vida personal, nuestra convivencia con otros y las relaciones familiares, así como las interacciones laborales, la conducción adecuada del personal y el ambiente de trabajo.

Es por ello que hoy en día se hace necesario desarrollar algunas capacidades y habilidades que nos permitan hacer valer de mejor manera el rol que desempeñamos en la sociedad, logrando el reconocimiento de los derechos humanos y políticos que todos tenemos, así como aquellos relacionados con nuestras actividades económicas y productivas.

El individuo como unidad social, a través de un entrenamiento que podría definirse como EMPODERAR, puede adquirir las herramientas necesarias para aumentar sus fortalezas personales, mejorando sus capacidades en los ámbitos de su desempeño y acrecentando su potencial, lo que elevará la confianza en sí mismo y le permitirá mejorar su situación social, política, económica, y psicológica o espiritual.
 
Sin embargo, como parte de una comunidad, esto adquiere mayor relevancia, pues el poderío que se alcance como grupo podría traer muchos más beneficios al colectivo que si se actúa de forma individual.

Esto es bien entendido por la mayoría de las empresas que en la actualidad reconocen en este elemento, un factor de vital importancia para el éxito de cualquier actividad humana. Así pues, estas empresas se toman la molestia de facilitar programas de capacitación para su personal tendientes a promover el empoderamiento de los grupos de trabajo.

Por citar un ejemplo, José Martínez decidió participar en una franquicia barata sin local, por lo que los recursos humanos son el principal motor de su negocio, así es que, una de sus principales estrategias de desarrollo ha sido invertir en su personal con el fin de empoderarlo para que sea capaz de proyectar hacia sus clientes su deseo y compromiso de ofrecer un servicio de calidad, además de establecer valores de apreciación y lealtad hacia la empresa a la que pertenece. Esto le ha traído magníficos resultados, ahora cuenta con una fuerza laboral comprometida, responsable, creativa y sobre todo, satisfecha de sus logros, con una elevada autoestima y muy productiva.

Es decir, se entiende que la finalidad del EMPODERAMIENTO SOCIAL es que dicho colectivo o grupo laboral sea capaz por sí mismo, de organizarse y trabajar en conjunto para alcanzar los objetivos de la empresa y de esta manera mejorar sus condiciones de vida.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario, por favor anota tu nombre y tu e-mail y ponto nos pondremos en contacto contigo.